Modelos de utilidad: otra forma de proteger tus creaciones

En artículos interiores hemos hablado sobre las patentes, el diseño industrial, el secreto industrial y los derechos de autor (enlazamos todas estas entradas al final del presente post). A todas estas formas de protección de nuestras creaciones vamos añadir una más: la de los modelos de utilidad, también conocidos como patentes de innovación o pequeñas patentes.

 

¿Qué es un modelo de utilidad?

Estos modelos están principalmente adaptados a la protección de las innovaciones de PYME y emprendedores. Los encontramos por primera ven Alemania a finales del siglo XIX precisamente con ese objetivo: subsanar la brecha existente entre las grandes invenciones realizadas por grandes corporaciones frente a las creaciones estéticas o pequeñas modificaciones.

Se trataba, por tanto, de proteger invenciones de artesanos, talleres y pequeñas empresas que no encontraban una vía ágil y eficaz de proteger sus aportaciones técnicas que, sin duda, tenían un gran valor pero no superaban los estrictos requisitos que se aplicaban a la concesión de patentes.

Un modelo de utilidad es un derecho exclusivo que se concede a una invención y permite al titular del derecho impedir a terceros utilizar comercialmente la invención protegida, sin su autorización, durante un período limitado.

Como vemos, un modelo de utilidad puede asemejarse a una patente. Veamos las principales diferencias:

 

Diferencias entre modelos de utilidad y patentes

Las principales diferencias que existen entre los modelos de utilidad y las patentes son las siguientes:

 

  • Los requisitos para obtener un modelo de utilidad son menos estrictos que para las patentes. Si bien siempre debe satisfacerse el requisito de la “novedad”, los requisitos de la “actividad inventiva” son mucho más laxos o incluso no existen. En la práctica, se utiliza la protección mediante modelos de utilidad para innovaciones menores que quizás no satisfagan los criterios de patentabilidad.

 

  • El plazo de duración de la protección por modelos de utilidad es más corto que el de las patentes y varía de país en país (por lo general, varía de siete a 10 años, sin posibilidad de ampliación o renovación).

 

  • En la mayoría de los países que brindan protección mediante modelos de utilidad, las oficinas de patentes no examinan el fondo de las solicitudes con anterioridad al registro. Esto significa que el proceso de registro suele ser considerablemente más sencillo y rápido y de una duración promedio de seis meses.

 

  • Es mucho más económico obtener y mantener modelos de utilidad

 

  • En algunos países, la protección mediante modelos de utilidad puede obtenerse únicamente para ciertos campos de la tecnología y se aplica únicamente a productos y no a procesos.

 

Este procedimiento tan ágil proporciona al solicitante la posibilidad de obtener derechos que puede ejercer a bajo coste y rápidamente, lo cual puede resultar fundamental para una PYME. También puede resultar muy interesante para un emprendedor tener la posibilidad de ofrecer una solicitud de modelo de utilidad publicada y, por tanto, con una protección provisional, para obtener financiación o tratar de transferir dicha tecnología sin necesidad de optar por problemáticos y complejos compromisos de confidencialidad.

Mientras que las patentes, en la mayoría de los países pueden permanecer sin conceder durante varios años, en España, es posible obtener un modelo de utilidad en 4 meses, con una publicación y, por tanto, una protección provisional, en menos de un mes. Esta protección provisional permite que las reclamaciones sobre posibles daños y perjuicios en un litigio tras la concesión del modelo puedan ser reclamadas desde la fecha de publicación.

En un próximo capítulo desgranaremos los pasos necesarios para solicitar un modelo de utilidad en nuestro país.

 

La protección de nuestra marca e invenciones es un paso ineludible si queremos protegernos frente a la competencia y salvaguardar el fruto de nuestro trabajo. Es fundamental contar con el asesoramiento de profesionales expertos en la materia y con experiencia. ¡Contacte con nosotros para cualquier duda!

 

 

Artículos sobre Propiedad Industrial y su protección:

 

PATENTES

 

DISEÑO INDUSTRIAL

 

SECRETO INDUSTRIAL

 

 

Proteger un diseño industrial

En nuestro último artículo sobre patentes comentábamos que éstas no son la única forma de proteger nuestras creaciones y enumerábamos otras: el diseño industrial, el secreto industrial y los derechos de autor. Pero, ¿cuál es la opción que deberemos escoger? Ya hemos visto qué es una patente y cómo solicitarla, pero dependiendo de las características de nuestra invención no siempre será ésta la mejor opción.

En el artículo de hoy vamos a ver en qué consiste el diseño industrial.

 

¿Qué entendemos por Diseño Industrial?

El diseño industrial es un elemento que forma parte de lo que denominamos propiedad intelectual, al igual que los derechos derivados de patentes y marcas; y es por ello que la Oficina de Patentes y Marcas ofrece protección en este aspecto.

De esta forma entendemos por diseño industrial la apariencia u ornamentación de la totalidad o una parte del producto, que permita al consumidor o destinatario diferenciarlo de los de la competencia sin atender a otras características ligadas su funcionamiento.

Como vemos, esta definición de diseño es muy amplia y engloba tanto productos industriales como artesanales. Como norma general, un diseño industrial puede consistir en:

  • objetos tridimensionales o elementos bidimensionales
  • una combinación de los anteriores
  • estructuras arquitectónicas, un escenario, la disposición del interior de una tienda, un escaparate, una portada de un libro o revista, una página web o una tipografía.

La característica esencial del diseño industrial es que debe ser NO FUNCIONAL, es decir, el concepto de diseño únicamente se centra en el aspecto estético del producto y por lo tanto, quedaría fuera de esta protección las utilidades que se pudieran derivar del mismo. No obstante, si ese fuera nuestro objeto habría que atender a la legislación sobre patentes, como ya vimos en nuestros anteriores artículos (I, II, III).

 

Ventajas de proteger nuestro Diseño Industrial

Al proteger un diseño en la OEPM su titular obtiene el derecho exclusivo de impedir que terceros lo reproduzcan o imiten sin su autorización. Además:

  • Distingue nuestros productos de los competidores
  • Mejora la imagen de nuestra empresa
  • Son compatibles con otros derechos de Propiedad Industrial
  • Son importantes activos intangibles que se pueden licenciar, vender, hipotecar, y heredar.

 

Requisitos para registrar un diseño

La Ley 20/2003 de Protección Jurídica del Diseño Industrial, nos ofrece los requisitos básicos que debe cumplir todo diseño para poder acceder a su registro

 

  • Nuevo: entendemos que un diseño es nuevo cuando en fecha de presentación de la solicitud de registro, no se haya hecho accesible al público ningún otro diseño idéntico o de similares características al que pretendemos registrar. Hay que tener en cuenta que se considerarán idénticos aquellos diseños que se diferencien en detalles irrelevantes.

 

  • Singular: esta característica se da cuando la impresión general producida en el usuario de nuestro producto o servicio difiera de la impresión general que se produzca de cualquier otro diseño accesible al público con fecha anterior a la solicitud de registro.

  

  • Además se impone la prohibición de registro de diseños que sean contrarios al orden público o a las buenas costumbres.

 

Debe también ser visible, ya que no se protegen elementos que permanecen ocultos en su uso habitual.

 

Diferencias entre diseño industrial y modelo de utilidad

Principalmente los modelos de utilidad están destinados a proteger invenciones técnicas (instrumentos, herramientas, programas informáticos…) que se centren en la utilidad del producto a la hora de resolver algún problema o conflicto técnico. De esta forma podemos diferenciarlos en base a la funcionalidad, puesto que los diseños industriales únicamente se centran en la estética y apariencia del producto.

 

Solicitud de registro

La OEPM ofrece el formulario de solicitud, no obstante hay que hacer referencia a ciertos requisitos aparejados a la solicitud, de esta forma la solicitud de registro deberá contener obligatoriamente:

  • Una instancia en la que se solicite el registro del diseño.
  • La identificación del solicitante.
  • Una representación gráfica del diseño apta para ser reproducida.
  • La indicación de los productos a los que se vaya a aplicar el diseño.
  • La identificación del agente o representante, en su caso.

Hay que destacar que por una misma solicitud pueden acumularse distintos diseños industriales (máximo 50 por solicitud) siempre que se refieran a la misma clase de la Clasificación de Locarno. En caso de diseños de distinta clasificación, la solicitud deberá realizarse por separado.

La interposición de la solicitud de registro dará lugar al pago de una tasa, por lo que con la solicitud deberá adjuntarse el justificante de haber pagado la citada tasa.

La tasa variará en función de cuántos diseños figuren en una misma solicitud, aunque resulta útil acumular la solicitud de diseño puesto que en una misma solicitud puedes acumular 10 diseños y pagar la cuota que correspondería por una única solicitud.

 

La Clasificación de Locarno

Esta clasificación fue establecida por el Arreglo de Locarno en 1968, la cual es de utilidad para estructurar los fines del registro de los diseños industriales. no obstante, la actual Clasificación de Locarno entró en vigor el día 1 de enero de 2017. El solicitante no tiene obligación de indicarla cuando presenta la solicitud, ya que la protección que se obtiene al registrar un diseño es independiente de su clasificación. No obstante, a efectos de acumular a una solicitud varios diseños es necesario que formen parte de la misma clasificación por lo que sí que deberíamos indicarla en estos casos a efectos de tramitarla como una única solicitud.

 

Plazo de protección

El registro del diseño se otorga por cinco años contados desde la fecha de presentación de la solicitud, y puede renovarse por uno o más períodos sucesivos de cinco años hasta un máximo de 25 años. La renovación se realizará a instancia del titular del diseño a través de la solicitud de renovación de diseño industrial registrado ofrecida por la Oficina Española de Patentes y Marcas.

 

Si tienes un diseño y quieres protegerlo, lo mejor es contar con la guía y asesoramiento de profesionales cualificados y con experiencia. ¡Contacte con nuestro equipo de abogados!

 

 

 

Patentes – Capítulo II: solicitar una patente europea

Cómo registrar una patente en europa

 

En la anterior entrada sobre este tema veíamos los diferentes tipos de patentes que podemos registrar dependiendo del ámbito territorial que nos interese para comercializar un producto. En este post vamos a ver los pasos que tendremos que dar si queremos registrar una patente en Europa.

Como ya vimos registrar una patente es lo recomendable si queremos explotar en exclusiva una invención propia, ya que ésta nos confiere el derecho de impedir a terceros la fabricación, venta o uso sin nuestro consentimiento. Nuestra patente tendría validez en el territorio del estado donde se haya concedido, por lo que se han creado mecanismos que nos facilitan ampliar el ámbito de nuestra patente a varios países reduciendo costes y trámites administrativos sin tener que solicitarla en todos y cada uno de los países en los que queremos obtener protección para nuestro invento.

En Europa podemos tramitar nuestra solicitud a través de la Oficina Europea de Patentes (OEP), obteniendo de esta forma protección en cada uno de los países adscritos al convenio de Munich: Albania, Croacia, Grecia, Lituania, Portugal, Alemania, Dinamarca, Holanda, Luxemburgo, Reino Unido, Austria, Eslovaquia, Hungría, Macedonia, Rumanía, Bélgica, Eslovenia, Irlanda, Malta, San Marino, Bosnia, España, Islandia, Mónaco, Suecia, Bulgaria, Estonia, Italia, Noruega, Suiza,  Republica Checa, Finlandia, Letonia, Polonia, Turquía, Chipre, Francia y Liechtenstein.

A estos países podremos sumar Serbia, Montenegro, Marruecos y Hong Kong.

Veamos cómo registrar una patente mediante la OEP:

 

      1. Escoger la opción de protección

Una patente no es la única forma de proteger nuestras invenciones, existen otras formas como: el diseño industrial, el secreto industrial o los derechos de autor.

Un profesional especializado nos ayudará a valorar nuestro caso.

 

      2. Investigación previa

Deberemos investigar otras patentes y publicaciones relativas a nuestro campo de invención para ver qué han hecho otros con anterioridad. Los resultados de nuestra investigación nos permitirán valorar el alcance y novedad de la pretendida patente.

 

      3. Formulario, tasas y memoria descriptiva

Para formalizar la solicitud de una patente europea hay que rellenar el formulario correspondiente, pagar las tasas oficiales y adjuntar una memoria descriptiva. En la elaboración de la memoria deberemos ser muy cuidadosos, ya que es el elemento más importante de la solicitud.

La solicitud puede ser presentada ante la oficina de patentes de cada uno de sus Estados miembros. Por ejemplo, en el caso de España en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM. En este caso la solicitud se puede presentar en español pero deberá ser traducida a uno de los 3 idiomas oficiales de la oficina europea (inglés, francés o alemán) antes de 2 meses.

 

      4. Examen de forma

Una vez depositada la solicitud ésta es revisada para comprobar que está toda la documentación necesaria entregada en forma y plazo. En caso de que la solicitud presente alguna irregularidad, se notifica con objeto de que se puedan subsanar los defectos señalados en el plazo máximo de 2 meses desde la notificación.

 

      5. Informe europeo de búsqueda

Mientras se hace el examen de forma, un listado de invenciones relacionadas con el objeto de la invención es preparado para valorar si afectan a su novedad y actividad inventiva.

Una vez el listado está completo se envía al solicitante o su representante junto a una breve opinión inicial sobre si cumple con los requisitos expuestos en el convenio de la patente europea y las publicación completa de cada documento citado para disponer así de elementos de juicio sobre la patentabilidad de la invención.

En base a este informe pueden hacerse modificaciones sobre la memoria presentada inicialmente siempre y cuando dicha modificación no suponga una ampliación del contenido de la solicitud.

 

      6. Publicación

La solicitud es publicada a los 18 meses a contar desde la primera solicitud, generalmente junto al informe de búsqueda internacional.

Desde la publicación cualquier persona puede consultar su contenido y el solicitante dispone de 6 meses para decidir si continua con la tramitación y solicita el exámen de fondo.

En el momento de la publicación la solicitud de patente europea ofrece una protección provisional de la invención en los países designados.

 

      7. Examen de fondo

Tras la solicitud del examen de fondo y el pago de las correspondientes tasas se comprueba si la solicitud y la invención cumplen con los requisitos establecidos en el convenio sobre la patente europea. Para que una invención sea concedida debe reunir tres requisitos:

  • Que sea nueva: es decir, que no se haya hecho pública con anterioridad a la fecha de solicitud
  • Que implique actividad inventiva
  • Que tenga aplicación industrial

No se considerarán invenciones:

  • Descubrimientos, teorías científicas y métodos matemáticos
  • Creaciones estéticas
  • Formas de presentar informaciones

 

      8. Concesión y validación

Una vez concedida la patente y traducidas las reivindicaciones a los 3 idiomas oficiales de la UE se publica la concesión en el boletín de la patente europea y toma valided.

 

      9. Oposición

Durante los 9 meses transcurridos desde la publicación la patente puede ser objeto de oposición por terceras partes.

 

      10. Apelación

Las decisiones de la Oficina Europea de Patentes pueden ser recurridas.

 

 

Como vamos viendo en estas entradas dedicadas a las patentes, el proceso de solicitud de las mismas es muy complejo, por lo que es recomendable contar con el asesoramiento de profesionales especializados y con experiencia en este campo. ¡Consúltanos cualquier duda que tengas al respecto!

 

Patentes – Capítulo I: su ámbito territorial

Hace unas semanas empezamos a hablar sobre patentes. Explicábamos la importancia de proteger el fruto de nuestro trabajo mediante ellas. Hoy vamos a ver sobre qué territorios tendría valided nuestra patente.

Pues bien, el ámbito de protección territorial de la patente se limita al territorio del estado donde se haya concedido, por lo tanto en aquellos países en los que el invento no esté protegido, el mismo se considerará de dominio público y podrá ser explotado por cualquiera libremente.

Asi que lo recomendable de cara a la rentabilidad de tu proyecto es solicitar protección allí donde tengas interés económico y comercial a medio plazo.

Esto podemos conseguirlo de varias maneras:

  • Mediante la obtención de la correspondiente patente en cada uno de los países en los que se pretenda dicha protección.
  • Mediante la presentación, a través de la Oficina Española de Patentes y Marcas, de una solicitud en aplicación del Convenio sobre concesión de patentes europeas. Será necesario designar los países en los que se quiere obtener la protección (una vez obtenida la citada patente europea, la misma habrá de ser validada en cada estado designado mediante el pago de la tasa correspondiente y la presentación de una traducción de la patente al idioma oficial de dicho Estado).
  • Mediante la presentación, a través de la Oficina Española de Patentes y Marcas, de una solicitud internacional en aplicación del Tratado de Cooperación en Materia de Patentes. Se conoce como PCT. Es un sistema por el que la presentación de una solicitud única produce los mismos efectos que si dicha solicitud hubiera sido presentada en cada uno de los países. Obviamente en los países que forman parte del Tratado PCT. Y ello a través del que se unifica la tramitación previa a la concesión.

Y es que nos encontramos ante diferentes tipos de patentes que tendremos que elegir según el ámbito territorial que nos interese a la hora de comercializar nuestro producto:

 

  • Patentes nacionales: son aquellas concedidas según la legislación vigente en cada país y en donde extienden su ámbito de protección. Por ejemplo, las patentes en España son tramitadas y concedidas por la OEPM.

 

  • Patentes europeas: tramitadas y concedidas por la Oficina Europea de Patentes (OEP) quien permite, mediante una única solicitud, obtener protección en todos y cada uno de los países miembro del convenio de Munich.

 

  • Patentes internacionales por el PTC: ideal si tienes interés en varios países y tender así una base fuerte para extender tu patente en los países miembros del Tratado de Cooperación en materia de Patentes. Importante: no se trata de un procedimiento de concesión de patentes ni sustituye a las concesiones nacionales, sino de un sistema de unificación de tramitación que abarata costesy amplia ciertos plazos.

 

  • Patentes Euroasiáticas: mediante una única solicitud de patente se ofrece protección en los 10 estados miembros de la Convención sobre la Patente Euroasiática.

 

  • Patentes ARIPO (Organización Regional Africana de la Propiedad Industrial), validas en los 9 estados miembros del tratado.

 

  • Patentes OAPI (Organización Africana de la Propiedad Intelectual), validas en los 17 estados miembros del tratado.

 

Como vemos, el proceso de realizar una patente es tan importante para proteger nuestros intereses de explotación de nuestras creaciones como complejo. De ahí la importancia de contar con el asesoramiento de profesionales con experiencia. Contacte con nosotros para cualquier duda.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Consulte la política de privacidad y nuestro aviso legal

ACEPTAR
Aviso de cookies