Patentes – Capítulo I: su ámbito territorial

Hace unas semanas empezamos a hablar sobre patentes. Explicábamos la importancia de proteger el fruto de nuestro trabajo mediante ellas. Hoy vamos a ver sobre qué territorios tendría valided nuestra patente.

Pues bien, el ámbito de protección territorial de la patente se limita al territorio del estado donde se haya concedido, por lo tanto en aquellos países en los que el invento no esté protegido, el mismo se considerará de dominio público y podrá ser explotado por cualquiera libremente.

Asi que lo recomendable de cara a la rentabilidad de tu proyecto es solicitar protección allí donde tengas interés económico y comercial a medio plazo.

Esto podemos conseguirlo de varias maneras:

  • Mediante la obtención de la correspondiente patente en cada uno de los países en los que se pretenda dicha protección.
  • Mediante la presentación, a través de la Oficina Española de Patentes y Marcas, de una solicitud en aplicación del Convenio sobre concesión de patentes europeas. Será necesario designar los países en los que se quiere obtener la protección (una vez obtenida la citada patente europea, la misma habrá de ser validada en cada estado designado mediante el pago de la tasa correspondiente y la presentación de una traducción de la patente al idioma oficial de dicho Estado).
  • Mediante la presentación, a través de la Oficina Española de Patentes y Marcas, de una solicitud internacional en aplicación del Tratado de Cooperación en Materia de Patentes. Se conoce como PCT. Es un sistema por el que la presentación de una solicitud única produce los mismos efectos que si dicha solicitud hubiera sido presentada en cada uno de los países. Obviamente en los países que forman parte del Tratado PCT. Y ello a través del que se unifica la tramitación previa a la concesión.

Y es que nos encontramos ante diferentes tipos de patentes que tendremos que elegir según el ámbito territorial que nos interese a la hora de comercializar nuestro producto:

 

  • Patentes nacionales: son aquellas concedidas según la legislación vigente en cada país y en donde extienden su ámbito de protección. Por ejemplo, las patentes en España son tramitadas y concedidas por la OEPM.

 

  • Patentes europeas: tramitadas y concedidas por la Oficina Europea de Patentes (OEP) quien permite, mediante una única solicitud, obtener protección en todos y cada uno de los países miembro del convenio de Munich.

 

  • Patentes internacionales por el PTC: ideal si tienes interés en varios países y tender así una base fuerte para extender tu patente en los países miembros del Tratado de Cooperación en materia de Patentes. Importante: no se trata de un procedimiento de concesión de patentes ni sustituye a las concesiones nacionales, sino de un sistema de unificación de tramitación que abarata costesy amplia ciertos plazos.

 

  • Patentes Euroasiáticas: mediante una única solicitud de patente se ofrece protección en los 10 estados miembros de la Convención sobre la Patente Euroasiática.

 

  • Patentes ARIPO (Organización Regional Africana de la Propiedad Industrial), validas en los 9 estados miembros del tratado.

 

  • Patentes OAPI (Organización Africana de la Propiedad Intelectual), validas en los 17 estados miembros del tratado.

 

Como vemos, el proceso de realizar una patente es tan importante para proteger nuestros intereses de explotación de nuestras creaciones como complejo. De ahí la importancia de contar con el asesoramiento de profesionales con experiencia. Contacte con nosotros para cualquier duda.

0 Commentarios

Deja un respuesta

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

Consulte la política de privacidad y nuestro aviso legal

ACEPTAR
Aviso de cookies